¿Pensando en un injerto capilar? ¿Sabes en qué consiste?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

A partir de los 25 años, según las estadísticas de calvicie a nivel mundial, uno de cada cuatro hombres empieza a sufrir de caída de pelo, a los de 50 años el 50% de la población masculina es calva, y en la vejez la cifra aumenta hasta un 98%. En el caso de las mujeres, se estima que un 50% ha sufrido este problema en algún momento de su vida.

Estas cifras se traducen en que un número alto de la población, sobre todo masculina, puede llegar a sentir complejos, inseguridades y baja autoestima cuando empiezan a sufrir los primeros síntomas de calvicie y al ver cómo avanza a cada día que pasa sin encontrar una solución efectiva, pues a pesar de que hay algunos tratamientos en el mercado, la realidad es que no suelen ser efectivos en la mayoría de los casos, al menos en la medida que estos pacientes esperan y desean.

hay que realizar un estudio previo ante la caida del cabello

Es entonces cuando se plantean seriamente recurrir al injerto capilar para recuperar su vida, volver a sentirse seguros y confiados.

El trasplante capilar es una intervención quirúrgica, sencilla e indolora, que representa la solución más avanzada para la recuperación del cabello, aplicado de igual manera a hombres y a mujeres, consiste en el auto trasplante, es decir, recolectar folículos de una parte de la cabeza (donante) y trasplantarlo a la zona de calva (receptora) para que no haya posibilidad de rechazo.

Ante de llevarlo a cabo es necesario realizar un estudio, que consiste en un examen capilar además e un minucioso examen del historial clínico del paciente para estudiar su viabilidad. Durante la operación, el cirujano suele extraer los pequeños folículos pilosos del área posterior de la cabeza, la parte donante, para implantarlos posteriormente en la que hemos llamado zona receptora, aquella que presenta zonas despobladas, siempre respetando el ángulo y dirección de crecimiento del cabello para obtener un aspecto natural y estéticamente agradable.

En la clínica Medical Graft están especializados en tratamientos de injerto capilar de última generación para aquellos pacientes que quieran realizarse un implante de pelo y mejorar su apariencia estética, aumentando la confianza en sí mismo.

 

Esta operación es muy sencilla y tan solo requiere de anestesia local, por lo que cualquier persona sana, sin importar la edad, puede realizárselo. El requisito más importante es contar con una zona con abundante cabello que haga de donante, es decir, que sea de calidad y con suficiente densidad capilar, para poder extraer as unidades foliculares que sean necesarias para llevar a cabo el procedimiento.

La técnica del injerto capilar ha evolucionado mucho en los últimos años y dispone de un equipo instrumental de alta precisión con el que se pueden llegar a solventar todos los problemas que antes no se podían salvar con éxito.

Antes las personas que se sometían a este tipo de tratamientos tenían mucha alopecia, pero actualmente no hay por que esperar a que el problema se haya agravado en exceso, afectando a la propia imagen que la persona tiene de sí misma, ya que es posible la mezcla de pelo injertado también en áreas no alopécicas que presenten poca densidad de cabello y conseguir con ello una mayor densidad para prevenir la futura calvicie del paciente que previsiblemente terminará perdiendo su pelo no injertado.

¿Cuál es la mejor edad para hacerse un implante de pelo?

Aunque como hemos comentado cualquier edad es buena para someterse a un injerto capilar, algunos cirujanos expertos recomiendan la franja de edad que va desde los 30 hasta los 40 años por varios motivos.

En primer lugar, porque a esa edad ya se puede saber cómo evolucionará la alopecia del paciente a tratar lo que permite llevar a cabo un procedimiento más acertado. En segundo lugar, porque, entre los 30 y los 40 años, el paciente ya tiene muy limitadas las áreas de alopecia y esto es bueno para la correcta distribución de los folículos de las áreas receptoras.

Sin embargo, y como ya hemos comentado, hay expertos que realizan intervenciones en áreas que no está totalmente despobladas pero que presentan una densidad capilar menos para contrarrestar las futuras pérdidas.

Nuestra recomendación, ya que clínicamente no hay inconveniente alguno para realizarse esta intervención, es que cualquier persona, sin importar su sexo o edad, que se vea afectada psicológicamente por la alopecia, sin importar si esta es incipiente o se encuentra en un estado avanzado, debería aprovecharse de los grandes avances dentro de la medicina estética que se han producido en los últimos tiempos.

Además, clínicas como la aparece en esta artículo y a la que puedes acceder tras el enlace referenciado, no solo ofrecen precios muy competitivos, más bajos de los que puedas esperar, sino que dan opciones de financiación para que el tema económico no sea el problema para superar posibles complejos derivados de la alopecia, tan comunes en los que conformamos una sociedad basada en la imagen y en el buen aspecto físico.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *